Revolución educativa desde la escuela pública

Revolución educativa desde la escuela pública

A nivel mundial el sistema educativo de Finlandia ocupa siempre uno de los primeros lugares entre los sistema educativo de excelencia. Esto no fue siempre así. A principios de la década del 70 su sistema educativo atravesaba por una crisis parecida a la que atraviesa nuestro sistema.

Fue entonces cuando una iniciativa en la que el gobierno, el Ministerio de Educación y el único gremio magisterial, que agrupa al 95 por ciento de los maestros se reunieron y presentaron un proyecto que eventualmente se convirtió en su modelo educativo transformador. Modelo que ha llevado a ese país a ser uno de los sistemas educativos más exitosos del mundo. En Finlandia no hay espacio para la educación privada, pues la pública y sus maestros son reconocidos como de excelencia. La confianza hacia los maestros por parte del gobierno y del Ministerio de Educación es tan grande que en ese país no se evalúan a los maestros, ellos mismos se autoevalúan anualmente como parte de su desarrollo profesional.

Todo esto gracias a la iniciativa del gremio magisterial quien, reconociendo que no hay reforma ni transformación educativa que pueda salir airosa sin no se cuenta con los maestros, estuvo dispuesto a sentarse con el patrono en una mesa de diálogo y negociación genuina para crear el plan educativo que allí se ejecuta todos los días. Esa es la historia no contada ni conocida detrás del éxito de los estudiantes y cómo los maestros alcanzaron el sitial que hoy ocupan en Finlandia. Lamentablemente, esa no es la fórmula que utiliza Estados Unidos y mucho menos Puerto Rico, donde se empeñan en no dar participación a los maestros en las discusiones y toma de decisiones de los cambios que insisten en imponer.

Estamos conscientes de que la transformación de nuestra educación es necesaria y estamos seguros de que es posible desde la misma escuela pública y aunque reconocemos lo difícil que es tratar de hacer cambios en nuestro sistema educativo nada es imposible.

Hasta ahora, aun con las adversidades que enfrentamos diariamente la creatividad de nuestros maestros hace posible que ocurran cosas maravillosas en nuestras escuelas. Si combinamos esa creatividad con modelos que ya existen y que podemos adaptar no necesitaremos de compañía alguna que venga a transformar nuestras escuelas. Esta es la razón por la que la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR) ha apostado a nuestro magisterio iniciando un plan para la transformación de las escuelas desde la propia comunidad escolar.

Esta propuesta se inició con un diálogo entre nuestros líderes, los maestros y personal de Nuestra Escuela, organización educativa que ha demostrado ser exitosa en los planteles escolares que adopta. El conversatorio, que lleva por nombre La revolución educativa desde la escuela pública, comenzó con un grupo de maestros que, comprometidos con la educación pública, aceptaron el reto.

Estos talleres buscan, además, que los maestros expongan las necesidades de cada escuela para iniciar la transformación de sus comunidades escolares con sus trabajos. Revolución educativa desde la escuela pública Los participantes del primer conservatorio promovido por la AMPR recomendaron varias acciones a tomar para lograr la transformación en las escuelas públicas. Algunas gestiones son: reproducir conversaciones en más planteles, elaborar mecanismos de integración de la comunidad escolar, realizar ejercicios colaborativos con los padres, hacer consciente a la ciudadanía a través de los medios de la transformación educativa, integrar a los universitarios como apoyo para el aprendizaje del maestro, sanación psicológica y personal del maestro.

Una de las maestras que participó en el diálogo fue Marie Cabrera, maestra de inglés. De Maestros visitó la Escuela Elemental Mariano Abril, en Guaynabo, plantel donde Marie trabaja. “Teacher Marie”, como la conocen sus estudiantes, comenzó la iniciativa en su escuela donde ya comienza a dar fruto el proyecto. Si algún maestro interesa liderar la transformación en su escuela, debe comunicarse con la Asociación de Maestros al 787-767-2020 ext. 1741.


Comentarios

No hay comentarios

Hacer Comentario

Tendencias

Publicaciones Recientes