Ponencia de la Presidenta de la AMPR ante el Senado por el PS 1456

Ponencia de la Presidenta de la AMPR ante el Senado por el PS 1456

COMPARECENCIA DE LA PRESIDENTA DE LA ASOCIACIÓN DE MAESTROS DE PUERTO RICO, DRA. AIDA DÍAZ, SOBRE EL P. DEL S. 1456 QUE BUSCA CREAR LA LEY PARA LAS ALIANZAS EN LA EDUCACIÓN PÚBLICA ANTE LA “COMISIÓN ESPECIAL  PARA LA TRANSFORMACIÓN ADMINISTRATIVA DEL SISTEMA DE EDUCACIÓN DE PUERTO RICO”

DEL SENADO DE PUERTO RICO

 

29 de septiembre de 2015 ● San Juan, Puerto Rico

 

 

Comparece ante esta honorable Comisión, la doctora Aida Díaz de Rodríguez, en calidad de presidenta de la Asociación de Maestros de Puerto Rico, para exponer nuestros comentarios y posición en torno al Proyecto del Senado 1456 para crear la Ley para las Alianzas  en la Educación Pública del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

El proyecto de referencia tiene como propósito establecer los principios de política pública que regirán el Sistema de Educación Pública de Puerto Rico; establecer principios de transparencia y rendición de cuentas; crear las Escuelas Públicas LIDER del Sistema de Educación Pública de Puerto Rico para promover la innovación y excelencia educativa; crear la Junta de Alianzas e Innovación Educativa como una entidad con total independencia y autonomía fiscal encargada de asegurar la debida administración y operación de las Escuelas Públicas LIDER; delegar los poderes administrativos, fiscales y gerenciales a los Directores Escolares; asegurar la autonomía administrativa, fiscal y operacional de todas las Escuelas Públicas de Puerto Rico; modificar la composición del Consejo Escolar, para convertirlo en el Consejo Escolar LIDER con capacidad para transformar las escuelas; crear los mecanismos para el funcionamiento de un registro de voluntarios; asegurar el acceso a libros y tecnología en los salones de clase; establecer el Programa de Evaluación y Apoyo a la Docencia; establecer una fórmula de presupuesto por estudiante; establecer una fórmula para determinar la cantidad máxima de Escuelas Públicas; y para otros fines. 

 

Antes de entrar en la exposición de nuestros comentarios en torno a este proyecto creo necesario dejar establecido que estamos conscientes de que nuestro Sistema Educativo tiene deficiencias. En segundo lugar que reconocemos que como puertorriqueños todos queremos un mejor sistema educativo para nuestro pueblo. Sin embargo como educadores para nosotros, es inaceptable un proyecto de transformación educativa basado en percepciones sin evidencia empírica que muestre  lo que anda mal y porque queremos transformarlo. Leí el proyecto en varias ocasiones en busca de esa base empírica de la que les hablo. Hasta el día de hoy no he encontrado en dicho proyecto investigación alguna que sustente las premisas sobre las que está fundamentado. Hay una máxima que aprendí hace algunos años que me recordó una madre de educación especial y que muy bien se aplica a este proyecto. La máxima a que me refiero dice de esta manera: “cuando la premisa es incorrecta, todo lo que se construye sobre esta es falso, es incorrecto y está destinado al fracaso”. 

Precisamente ese es el problema fundamental. Durante los pasados años nuestra educación pública ha estado enfrentándose a una campaña de difamación y descrédito que es germana de la campaňa  que se desarrolló en los EU con el propósito de introducir las escuelas chárter.   De ahí que los conceptos claves como descentralización, democracia, flexibilidad, transparencia, rendición de cuentas, eficiencia, competitividad, entre otros, se usan en función de que la escuela que no rinde los resultados esperados según unas pruebas altamente cuestionables pasen a formar parte de un sistema paralelo al Departamento de Educación, donde la palabra alianza es un eufemismo o  subterfugio para referirse a las escuelas chárter.

 El término reforma tal y como es utilizado en este proyecto se refiere a  desregulación y privatización del sistema lo que es contrario a  los postulados de los verdaderos reformistas de la educación que abogan entre otras cosas por cambios en el currículo, maestros mejor preparados, grupos más pequeños, mayor financiamiento, más cursos de bellas artes, cursos vocacionales, educación física, más psicólogos, trabajadores sociales y consejeros, flexibilidad en los horarios y experiencias en el mundo laboral.  Nada de esto está contemplado en este proyecto. 

Más adelante, en la justificación del proyecto se señala lo siguiente: “Vemos como una agencia con una asignación presupuestaria de sobre $17,700 millones en los últimos cinco años, que ha experimentado una reducción de una cuarta parte de su población estudiantil por razones demográficas, mantiene el mismo patrón de gastos”. Nadie puede negar que se ha registrado una merma estudiantil. Pero los docentes, no los financieros, sabemos que a pesar de que la población estudiantil se ha reducido por razones demográficas, el número de estudiantes de educación especial se ha multiplicado por lo que orgullosamente decimos que el gasto por estudiante es mayor. Digo orgullosamente porque ese gasto lo que implica es el cumplimiento con un deber que más que legal es moral. No, el proyecto no reconoce este dato que es tan importante para entender porque ahora que tenemos 164,000 estudiantes de educación especial gastamos más que cuando teníamos sólo 35,000. No, no conviene para propósitos del proyecto reconocer este dato porque dejaría al descubierto la justificación de porque el presupuesto sigue siendo el mismo que cuando teníamos más estudiantes.

 No culpo a los proponentes de la medida por la desinformación en que cimientan sus argumentos porque sus argumentos nacen la campaña de difamación promovida por los que ven la educación como un negocio. Es imposible contrarrestar estas campañas sufragadas por los mercaderes de la educación cuando no contamos con el dinero para sufragar las nuestras, ese es parte del problema de nuestro Sistema Educativo. Por eso es tan necesario tomar en cuenta esa evidencia de que les hablo para  cualquier  proyecto de transformación. Si se tomara como punto de partida la evidencia empírica  se darían cuenta de que cualquier proyecto de transformación tendría que comenzar por reconocer que nuestro sistema atiende sobre 380,000 estudiantes de los cuales más del 70% vive bajo el nivel de pobreza, que del total de estudiantes  164,000 son de educación especial. El proyecto debería comenzar reconociendo que a pesar de que el único criterio que se considera para clasificar las escuelas son las pruebas estandarizadas que están siendo altamente cuestionadas aquí y en EU,  tenemos 108  escuelas catalogadas como escuelas de excelencia con alto rendimiento.   Que en retención escolar, según datos del gobierno federal estamos por encima de 46 jurisdicciones y que según datos del registro electrónico del Departamento de Educación para el año 2015, la deserción en Puerto Rico es de un 0 .87%. Que como habíamos advertido anteriormente el análisis y clasificación de los datos era incorrecto. Que los informes presentados  incluían como bajas estudiantes que se mudan a distintos países, escuelas nocturnas, homeschooling. Del total de bajas para el año 2015, 7,038 estudiantes emigraron de Puerto Rico, 1,869 se transfirieron a escuela privada acreditada o no acreditada y 265 se transfirieron a una institución de rehabilitación. 

¿Es este un sistema fracasado? No hay duda que él % de deserción debería ser cero y que en vez de 108 escuelas de excelencia debían ser todas. Falta mucho por hacer. Sin embargo estamos mucho mejor que hace unos años cuando solo 59 escuelas eran de excelencia y el % de deserción estaba entra un 15 y un 18% según datos de un estudio realizado en el 2006 por la demógrafa Judith Rodríguez. El verdadero problema es que el DE no tiene los dineros para proyectar lo bueno que ocurre allí. 

 

PAREDES SIN ZAPATA: LA PROPUESTA TRANSFORMACIÓN DEL SISTEMA EDUCATIVO PÚBLICO

 

El P. del S. 1456 plantea que la educación pública no sirve y que la alternativa para resolver el problema de la ineficacia, burocracia y partidización de nuestro Sistema Educativo consiste en enmendar la Ley Orgánica (Ley 149-1999, según enmendada) y crear alianzas con entidades educativas sin fines de lucro que administren y operen el 15% de las escuelas de más bajo rendimiento académico, así como las pertenecientes a la Unidad de Escuelas Especializadas. 

Este cambio en el estado de derecho de cómo se administra la Educación pública puertorriqueña, se plantea ante la Asamblea Legislativa de Puerto Rico sin hacer mención, siquiera, de un solo estudio sobre el Sistema Educativo. Se  plantea un cambio sustantivo, ignorando a propósito que costo de operar dos sistemas de educación independientes duplica el gasto administrativo. 

La transformación de cualquier sistema educativo no se puede producir con legislación que con la mayor simpleza y sin estudio alguno señala que el “diagnóstico del problema es claro, los recursos no están siendo dirigidos adecuadamente”. Reconocemos que hay un problema administrativo pero el mismo no se resuelve con segregar el 15% de escuelas para que reciban por adelantado el dinero del Departamento de Hacienda y que nuestros niños de educación especial o con limitaciones de alguna índole vivan la misma tragedia que están viviendo en muchos estados de la nación americana o que el maestro o el conserje pierdan sus derechos, los mismos que estableció esta Asamblea Legislativa con el discurso de justicia social que ustedes predican. Tampoco se resuelve cerrando escuelas porque Boston Consulting Group así lo dispuso.  Esas son justificaciones burdas para que los mercaderes de la educación, que no son señalados como parte del diagnóstico de ineficiencia, burocracia y partidización, administren y operen nuestras escuelas.

¿Dónde están los resultados de la gobernanza compartida con las entidades privadas que esta última década se han beneficiado con más de $6 billones de dólares? Ese modelo, que salvo raras excepciones ha probado ser altamente ineficiente en Estados Unidos y Puerto Rico, no ha logrado que los estudiantes salgan mejor en unas pruebas estandarizadas porque las mismas pruebas son parte del negocio de la educación introducida en Estados Unidos con la aprobación de la ley No Child Left Behind. Un negocio dirigido precisamente a hacer que los estudiantes fracasen en las pruebas que ellos preparan.

Llevamos tiempo planteando, proponiendo y promoviendo que la transformación se produzca desde las propias comunidades educativas. Este planteamiento, además de ser sustentado por la literatura, tiene amplio apoyo del Magisterio en nuestras escuelas públicas. 

La revolución educativa desde la escuela pública es un proyecto que iniciamos para afirmar y trabajar  para que la escuela pública se transforme desde sus maestros y sus comunidades educativas. Esa es una de las razones por las que acepté ser la oradora principal en los actos de graduación de Nuestra Escuela, por respeto a los 87 jóvenes que superaron una vida de escollos, por respeto a sus dirigentes que se han entregado en cuerpo y alma a estos jóvenes y porque creo en la filosofía que allí se practica, una filosofía que muy bien puede ser implantada desde la escuela pública sin necesidad de privatizarla. 

Si, hemos hecho una alianza con nuestra escuela en búsqueda de transformación de la educación pública desde lo público. Su filosofía que nace del entendimiento del ser humano y sus circunstancias, del amor al prójimo y de la esperanza es la filosofía sobre la que debe estar cimentado cualquier proyecto de transformación. En esa búsqueda de transformación he descubierto que hemos permitido que se lacere la autoestima del maestro con percepciones que plantean que la escuela pública no es salvable, que los maestros son flojos, que todo lo que allí ocurre es negativo y que no se puede transformar. Ante el reto de la transformación, en círculos de diálogo muchas maestras y maestros han reafirmado su compromiso, deseo e interés en colaborar para hacer transformaciones que sean reales y que partan de los intereses de todas y todos. Detrás del velo de percepciones negativas hay maestros activistas que no pierden la esperanza, que están comenzando a hacer lo que hay que hacer. 

CAPÍTULO I – DISPOSICIONES GENERALES 

La Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico establece claramente la función del Estado en proveer una educación que “propenda al pleno desarrollo de su personalidad”. Dispone tácitamente que la educación pública estará regida por un departamento creado constitucionalmente a esos efectos, cuyo líder será la figura del Secretario. Esta legislación altera significativamente nuestro estado de derecho prevaleciente al establecer como nueva política pública la Alianza de Innovación Educativa, el acuerdo que establece la Junta con una entidad pública certificada para operar y administrar una Escuela Pública LÍDER con el “Más alto grado de autonomía fiscal, operacional, administrativa y curricular permitido por ley”.

Por otro lado la declaración de política pública de esta legislación no define conceptualmente la alianza que propone realice la Junta, sino que lo presenta como un acuerdo en función de la operación de la escuela. Denominar alianza a la entrega del poder y la autoridad a otra entidad sin que haya reciprocidad es un engaño. Una alianza es la unión de dos o más personas, entidades o grupos que aúnan esfuerzos por un bien común sin que ello implique sujeción de una parte a la otra ni entrega indiscriminada de facultades o poderes. En este proyecto se separan las escuelas bajo el concepto de Escuelas Líder y se le entregan a una entidad privada que tendrá total independencia administrativa, fiscal y legal. ¿Dónde cabe en la definición de este proyecto el concepto de unión de voluntades, recursos y talentos que forman una alianza? No cabe porque la realidad es que  la definición que aquí se presenta para describir una alianza es la definición de escuelas chárter.  No coincide, además, con los ejemplos ventilados públicamente de supuestas alianzas de escuelas públicas con organizaciones sin fines de lucro. Ejemplos como el de la escuela de la Universidad de Puerto Rico han sido mal utilizados. La escuela de la UPR es de la UPR y la administra la UPR. La propuesta del Senado nada tiene que ver con alianzas. En nuestras escuelas existen múltiples alianzas que funcionan muy bien en múltiples proyectos. Esta propuesta es una de escuelas chárter disfrazadas de alianzas. Una escuela chárter es una escuela pública cuya operación es financiada con fondos públicos pero administrada por una empresa privada. Habiendo aclarado la diferencia entre ambos conceptos yo quisiera que me explicaran: ¿Cuál es la diferencia entre las alianzas propuestas en esta medida y una escuela Chárter?  

Debo aclarar nos oponemos a las escuelas chárter porque conocemos su historial y el daño que han hecho a la educación precisamente en E.U. Como lo conocemos queremos compartirlo con ustedes. El mejor ejemplo nos lo puede dar el Sistema Educativo de Chicago. En un estudio sobre las escuelas públicas de Chicago realizado por la Escuela de Leyes de la Universidad de Minnesota en la que se utilizó data de 2012-13, los investigadores concluyeron que  las escuelas chárter tienen un rendimiento más pobre que las públicas del mismo lugar y que no han mejorado en nada el Sistema escolar, peor aún lo ha debilitado. Dicho estudio recomienda que se detenga el proceso de autorización de más escuelas chárter y se redefina su legislación. 

Otro gran ejemplo es el caso de Arizona. En un estudio realizado por el Brookings Institute sobre las escuelas chárter en Arizona, dónde las escuelas chárter son más populares que en cualquier otro estado, los investigadores  concluyen que en promedio, las escuelas chárter en Arizona no hacen nada mejor que las públicas y muchas tienen un desempeño peor que las escuelas públicas tradicionales. Además los investigadores encontraron un impacto negativo en matemáticas para los tres grados participando en las pruebas de matemáticas y ciencias en los niveles intermedio superior.

Otro ejemplo lo tenemos en las escuelas de New Jersey dónde se ha presentado legislación para que se decrete una moratoria en el licenciamiento de nuevas escuelas chárter por su bajo desempeño algunas y otras por malversación de fondos. Hoy quiero dejar con ustedes la invitación que hace un grupo de legisladores precisamente de NJ para que vengan a Puerto Rico donde según ellos hay grandes oportunidades en el negocio de las chárter porque aquí se está aprobando legislación con ese propósito.

En el informe The Tip of the Iceberg, del Centro para la Democracia Popular y La Alianza para Reclamar Nuestras Escuelas, informe del que le estoy entregando copia,  se describen los casos de corrupción en escuelas Charter en EU. El mismo indica que en su estudio de solo quince estados con escuelas chárter se han malversado sobre $200,000 millones. En resumen además de que los estudios revelan que en su inmensa mayoría no hacen nada mejor que las escuelas públicas presentan una corrupción generalizada en la administración de las mismas. 

Qué triste cuando copiamos modelos lo que no ha servido para otros. Eso es algo que no podemos tolerar. Acciones como estas son e inaceptables. Abrir las puertas mediante legislación, con el conocimiento de que lo que traerá son pirañas que vienen a llevarse lo poco que nos queda constituye un acto reprochable del que no podemos hacernos cómplices. Este pueblo ha perdido demasiado, pero nos queda la dignidad, el respeto por nosotros mismos y el orgullo de poder decir de aquí salen grandes profesionales formados por nuestra educación pública.  La experiencia nos ha capacitado para que en materia de educación podamos dar cátedra, sintamos orgullo de lo que somos y lo que tenemos, no continuemos entregándolo a manos extrañas. Me pregunto: ¿Es que no aprendimos con la venta de los hospitales, la privatización de Acueductos, la venta de la telefónica?

CAPÍTULO II - ENMIENDAS A LA LEY 149

Sobre el Capítulo II del P. del S. 1456, quiero significar lo siguiente. Nuestro planteamiento base es que la autonomía académica, fiscal y administrativa es el elemento más importante contenido en la Ley 149-1999, pero es totalmente inoperante, entre otras cosas, porque la federalización de nuestra educación pública es muy alta.  Recibimos el 25% de los fondos del Departamento de Educación Federal, pero respondemos por el 100%. Nos preguntamos: ¿Podrán esas nuevas alianzas tener autonomía total cuando estarán recibiendo los mismos fondos que el resto de las escuelas públicas? o la autonomía a que se refiere el proyecto es para contratar y despedir personal? 

Por otro lado este proyecto de ley, evidentemente, no presenta las bases aspiracionales sobre el estudiante que la escuela pública quiere formar. El internet, la tableta, la pizarra, la pintura –los elementos de apoyo– son la relevancia principal del proyecto pero no dice nada en torno a la formación del individuo, pero sí en lo que utiliza. Se forme como se forme.  Es que en la formación del individuo no hay negocio.

Los maestros a diario trabajan muchas situaciones con sus estudiantes, las cuales cada vez más están relacionadas con situaciones socio-emocionales que son urgentes atender. Uno de los cursos de acción que hemos propuesto es que la planificación curricular contenga de manera integrada y articulada los aspectos bio-sico-sociales. La importancia del desarrollo emocional se confirma con los resultados de investigaciones recientes que apuntan a la interrelación del desarrollo de las emociones y el desarrollo académico.  Esto no forma parte de la propuesta del Senado, hubiera sido algo ambicioso, pues cambia la ruta por donde va anclada la visión del Sistema sobre el esfuerzo que todos debemos hacer como conjunto de docentes que trabaja por un mismo fin.

Hasta aquí hemos planteado algunas áreas del proyecto que nos mueven a oponernos al mismo pero nuestra exposición no estaría completa si no expusiéramos las interrogantes que surgen de las  disposiciones fundamentales que planteamos a continuación.   

En primer lugar, en su página 25, el proyecto  dispone que el Secretario de Educación proveerá mensualmente un informe al Secretario de Justicia sobre ausencias de estudiantes y aumenta la multa de $500.00 a $5,000.00 a los padres que alentasen, tolerasen, o permitiesen la ausencia de un estudiante a la escuela además de eliminarle los beneficios al amparo del Programa de Asistencia Nutricional, Programas de Vivienda Pública y Programas de Vivienda con Subsidio. Esta disposición ya existe. No objetamos el que se imponga responsabilidad pero esta disposición es extrema y no establece excepciones. Tampoco contempla un plan de ayuda sico social a esa familia. Pregunto: ¿Alguno de ustedes llegó a ver el reportaje de la madre quedó inválida,  que todos los días en su silla motorizada cruza avenidas y áreas peligrosas para llevar sus niños en su falda a la escuela? Probablemente cuando esta madre esté en cama su hijo no podrá ir a la escuela. ¿Le van a imponer $5,000 de multa, le van a quitar los cupones y la van a expulsar de su vivienda? Esta medida en sus orígenes era punitiva, ahora es altamente punitiva, tan punitiva que se asemeja a la mano dura contra el crimen. 

En la página 27 el proyecto dispone que el DE le someta al Instituto de Estadísticas la información que allí se describe. Excelente que incluyeran en la ley lo que ya se está haciendo. Precisamente de ahí es que obtuve la información que hoy les suministré en torno a la deserción escolar. 

En la página  28 se dispone que las escuelas públicas estarán bajo la jurisdicción del Secretario o de la Junta de Alianzas. Queda claro que esta disposición atenta contra el orden Constitucional al crear dos sistemas de educación pública.

En la página 37,  inciso  (a) se dispone que el Secretario tendrá injerencia sobre el programa de estudio correspondiente a las Materias Básicas del Currículo para cada grado y cada nivel del Sistema y para las escuela públicas que no son Escuelas Públicas Líder. Pregunto: ¿Quiere decir que cada escuela líder desarrollará su propio currículo? Es decir que tendremos 290 distintos currículos. Si estas escuelas reciben fondos federales: ¿No tienen que cumplir con las disposiciones del plan de flexibilidad? Si los currículos son distintos, sin una norma general que les de coherencia: ¿cómo se atienden las diferencias para un niño que pase de una escuela líder a una regular y viceversa?

En la página 37  se elimina el inciso (e). Este inciso contemplaba una disposición que daba la oportunidad de administrar pruebas diseñadas y aprobadas por el DE para aquellos estudiantes que por circunstancias extremas no aprobaran un curso. La nueva ley dispone lo siguiente en su, inciso (d) Bajo ninguna circunstancia un estudiante del Sistema de Educación Pública de Puerto Rico que repruebe alguna de las Materias Básicas del Currículo podrá ser promovido. ¿No le niega esto  la oportunidad a un estudiante que por estar hospitalizado en condición crítica  no pudo tomar sus pruebas ni completar su asistencia a clases?

En la página 39, inciso (h) se dispone que en treinta días luego de aprobada la ley se inicie un proceso de subastas para la adquisición de libros electrónicos o acceso al contenido educativo mediante plataformas de cualquier otro instrumento digital. Me parece excelente. Ahora bien: ¿Tiene el DE los dineros para esta compra? No vemos asignación alguna de fondos en el proyecto. Además ¿Tienen nuestros niños acceso a la tecnología fuera de la escuela? Porque si no la tienen: ¿Dónde leerán los libros?

En la página 40 se dispone que el Secretario deberá proveer para que toda escuela que no sea líder tenga acceso a internet. De no hacerlo se le impondrá una multa de ($1,000) diarios. No vemos en el proyecto asignación alguna para el cumplimiento de esta disposición. Por el contrario el DE tiene que prepararse para pagar una multa diaria de $1,000 por cada escuela que no tenga acceso a internet. ¿De dónde sacara el pago de la multa? ¿Será del presupuesto de la escuela?

El proyecto dispone, en su página 41 que los maestros deberán completar 6 créditos de educación continua por semestre.  Si son créditos esto quiere decir que en cinco años cada maestro tendrá un segundo bachillerato o maestría o doctorado y que al cabo de 30 años los maestros terminarán con seis doctorados. Aceptamos que el maestro debe ser un aprendiz de por vida pero en realidad: ¿Se necesitan seis doctorados para ser maestro? Nos preguntamos: ¿Con que tiempo un maestro que enseña seis materias que implican seis planes diarios tomará los seis créditos? ¿Sabían ustedes que en este inicio de curso escolar las renuncias de maestros ascendieron a un promedio de cincuenta (50) por día por las exigencias y la desconsideración con la profesión?  ¿Sabían ustedes  que los ingresos a las escuelas de preparación de maestros han reflejado una baja tan sustancial que algunas universidades tienen interés en este proyecto para poder mantener su situación fiscal? Por otro lado el proyecto no dice quien sufragará los costos. Precisamente en la Asociación de Maestros tuvimos que implantar un programa de becas porque con $1,750.00 es bastante difícil para un maestro sufragar este gasto que a nivel de maestría o doctorado tiene un costo de cien dólares crédito.

En torno a la evaluación del maestro  señalamos que la evaluación es concebida dentro del liderazgo educativo como un proceso de reflexión en la cual se pasa juicio sobre el desempeño y la ejecución de una persona en determinadas áreas con el fin, siempre, de incrementar y solidificar ese “performance”. La evaluación no puede tener nunca un sentido punitivo como se proyecta en esta pieza legislativa. Proyectarlo públicamente como un proceso de fiscalización da la impresión de que más que contemplar un proceso de transformación constituye un proceso inquisitivo.  

Entre tanto, nuestra principal objeción a que los resultados del aprovechamiento académico de los estudiantes en las Pruebas Puertorriqueñas de Aprovechamiento Académico formen parte del 20% de la evaluación del docente, está fundamentada en que consideramos que esos resultados no son reales. No solo que no reflejan el conocimiento que los estudiantes pueden tener sobre el contenido de las materias, sino que en un proyecto como este hubiera esperado que hubiesen atendido el reclamo cada vez mayor de muchos actores de la educación, entre ellos la Asociación, de que la evaluación del estudiante, así como la del maestro, integre otros elementos, más allá de los puramente cuantitativos. Amarrar el 20% de la evaluación del maestro es algo que consideramos desproporcional. Creo pertinente señalar que el proyecto de evaluación incluido en esta pieza legislativa es de la autoría de un grupo de personas en el que participamos varios gremios del departamento y que aunque objetamos varios incisos, entre ellos el 20% del aprovechamiento de los estudiantes, fue avalado por el Departamento de Educación Federal.  Sobre el particular  además de lo antes expuesto nos preocupa el inciso (d) en la página 50 que dispone que el resultado de las evaluaciones de maestros objetadas se presentarán a la Junta de Alianzas. No le quito los méritos que cada profesión tiene pero este inciso provoca indignación y constituye una falta el respeto a los profesionales de la docencia. Yo no evaluaría el desempeño de un abogado, ni de un médico, ni de un ingeniero porque soy maestra y aquí se pretende que cualquiera que no es maestro emita juicio en una evaluación de docentes.

De otra parte, en la página 62, Articulo 3.03,  inciso (a) se dispone que el DE solo podrá utilizar hasta el (15%) de las partidas agregadas que le corresponda al Sistema de Educación Pública para gastos de administración. Contrario a esta disposición autoriza a las escuelas Líder a utilizar el 20% de su presupuesto en administración. Más adelante, en el inciso (b) aumenta esta partida a 20% y 25% sin justificar el cambio.

Nos llama la atención el Articulo 3.05 que dispone lo siguiente: En el caso de que la cantidad asignada a tenor con el inciso (b) del artículo 3.04 de esta ley resulte insuficiente para cubrir los gastos de determinada Escuela Pública, entonces el Secretario deberá proveer un procedimiento expedito para consolidar dicha escuela con otra escuela Pública. Quisiera que me explicaran que sucederá con una escuela que se sobregira porque contempló determinado número de estudiantes regulares y de educación especial pero le llegaron más de educación especial que sabemos que implica un gasto mayor para la escuela. ¿La van a cerrar?

 En el inciso (b), página 67 se dispone que la Oficina de Gerencia y Presupuesto destinará el (5%) del presupuesto asignado anualmente al DE para nutrir un Fondo Educativo destinado principalmente para premiar las escuelas de excelencia. ¿No crea esto mayor inequidad?

En el Artículo 4.04 se determina la fórmula para cierre de escuelas. Más adelante se dispone que en 120 días después de aprobada la ley el principal Oficial Financiero y la Oficina de Gerencia y Presupuesto presentaran un informa sobre las escuelas a cerrarse.  Es decir que dentro de ciento veinte días a partir de convertido el proyecto en Ley deberán cerrarse en Puerto Rico 380 escuelas. ¿Por casualidad algunos de ustedes ha visitado algunas escuelas después del último cierre donde a principios de año habían salones con 47 estudiantes, muchos de ellos sentados el piso porque no habían suficientes pupitres ni mesas?  Aquí se aplica el dicho que dice que el que olvida la historia está abocado a repetirla. Tal parece que se nos olvidó el año en que comenzamos el curso escolar con tres mil plazas menos sin nombrar porque de dejó en manos de la Oficina de Gerencia y Presupuesto y el Sub Secretario de Administración, sin coordinación con el Secretario la determinación sobre los nombramientos a realizarse. Es que para que el sistema funcione bien lo fiscal va de la mano de lo docente.

En el inciso (d) página 80 se dispone que las escuelas Públicas líder se regirán exclusivamente por lo dispuesto en este Capítulo y estarán exentas de la aplicación de las leyes y normas del Departamento de Educación. Esta disposición entra en total conflicto con otras disposiciones del mismo proyecto que indican que serán parte del sistema de Educación Pública.

En el inciso g de la página 83 se dispone que se separara un 2% del presupuesto asignado a las escuelas Líder para la operación de la Junta. Más adelante dice que además del 2% se asignará un millón de dólares para este propósito. Me pregunto: ¿No tiene como finalidad el proyecto el que los fondos lleguen directamente a la educación de nuestros niños? ¿No utiliza como justificación el proyecto el gasto excesivo en educación? 

En el inciso (c) de la página 93 se dispone que las escuelas especializadas que no hayan sido identificadas como parte del 15% podrán continuar siendo parte del sistema regular de enseñanza. Sin embargo más adelante dice que la Unidad de Escuelas Especializadas pasara a formar parte de la Junta de Alianzas. Esta disposición se contradice en sí misma.

En su inciso (b) página 96 se dispone que la escuela que no tiene capacidad para admitir a todos los estudiantes seleccionara los mismos por sistema aleatorio que puede ser el sistema de tómbola. Es decir que podríamos estar viviendo la experiencia de muchas familias en New Orleans y otras jurisdicciones donde hacen filas de días enteros para entrar en una tómbola. 

En el inciso (a) de la página 106 se dispone que el reclutamiento , la contratación y la evaluación de los empleados de una escuela Pública Líder se harán sin sujeción a la ley 184-2004 y Ley 45.  Más adelante dice que ningún empleado docente que opte por regresar a su posición anterior perderá derecho alguno. Es necesario aclarar que el empleado en educación al obtener su permanencia se asigna a una plaza con su propio número que indica que la plaza pertenece a la escuela. Si la escuela se convirtió en escuela LIDER esa plaza se mantiene en esa escuela por lo que el empleado podrá regresar pero su plaza no. Entonces: ¿a qué plaza regresa ese empleado si ya su plaza no existe en el sistema de Educación Regular?

En el inciso (c) pagina 112 se dispone que los empleados de la escuelas LIDER devengarán un salario que nunca será menor a la escala salarial generalmente aplicable del DE. ¿A qué escala salarial se refiere el proyecto si la escala vigente es de 1996 y el salario básico contemplado en dicha escala del maestro con bachillerato es de $1,500.00, con maestría $1,570 y doctorado $1712.00? Estoy segura que este dato les ha sorprendido, es que parece que a nadie le preocupa los salarios de los maestros. Tampoco el que en casi 20 años no se haya legislado para revisar esa escala.

CAPÍTULO III – FINANCIAMIENTO DE LA EDUCACIÓN 

El capítulo III del P. del S. 1456, dedicado al Financiamiento de la educación, entre otras cosas, establece las funciones del Principal Oficial Financiero, nombrado por el Secretario de Educación, figura responsable de establecer las condiciones para el diseño, desarrollo e implementación de mecanismos o instrumentos operativos orientados a optimizar las finanzas del Sistema de Educación Pública, entre ellos adoptar la fórmula presupuestaria por estudiante establecida por Ley para las escuelas del Sistema. El asunto más problemático de esta figura no está en el establecimiento de controles fiscales, sino en el claro menoscabo de las facultades constitucionales otorgadas al Secretario al fijársele la responsabilidad de la educación pública. La medida legislativa no establece un procedimiento en el cual este funcionario apoye la gestión del Departamento en esa dirección, sino que saca de la agencia, prácticamente, esa facultad. 

CAPÍTULO V – ESCUELAS PÚBLICAS LÍDER

El capítulo V de este proyecto, Escuelas Públicas LÍDER, presenta como política pública que las escuelas públicas LÍDER serán “públicas gratuitas, libres, enteramente no sectarias y laicas operadas y administradas mediante una Alianza de Innovación Educativa y formarán parte del Sistema de Educación Pública de Puerto Rico”. De entrada en esta comparecencia hemos establecido nuestra defensa de que el bien público esté manejado por los intereses relacionados con lo público desde lo público.

La Junta de Alianzas, que tiene jurisdicción y autoridad sobre las Escuelas Públicas LÍDER y Especializadas, funcionará como una entidad gubernamental con el “más alto grado” de independencia y autonomía fiscal, administrativa y operacional, fungiendo como su propia Agencia de Educación Local (LEA, por sus siglas en inglés). El DE funge actualmente como LEA y SEA (State Educación Agency, por sus siglas en inglés) y esa estructura del Departamento de Educación federal responde, en parte, a la asignación de fondos que recibe Puerto Rico. Un cuestionamiento que levantamos es si la Asamblea Legislativa de Puerto Rico puede determinar que el DE deje de ser SEA y LEA para asignarle las funciones de esta última a una agencia de nueva creación.

Por otro lado, la  entidad educativa certificada, tal como lo dispone el proyecto de ley, tiene la facultad en ley para reclutar, contratar, adiestrar y evaluar el personal docente, así como el mismo trámite para el personal no docente. Estos empleados no estarán cobijados por la Ley 184-2004, Ley de Recursos Humanos del Estado Libre Asociado de Puerto Rico (antes Ley de Personal del Servicio Público), la Ley 45-1998. 

En el Artículo 5.13, inciso (a) propone que: “Una Entidad Certificada y un Consejo Escolar Líder, si así lo elige dicho Consejo como parte de su Alianza podrá reclutar, contratar, adiestrar y evaluar a los empleados de una Escuela Pública Líder sin sujeción a la Ley 184-2004, según enmendada, conocida como la “Ley de Personal del Servicio Público de Puerto Rico”, pero siguiendo las normas y guías establecidas por la Junta de Alianzas e Innovación Educativa.  Además, se añade en este inciso:  Los empleados asignados a una Escuela Pública Líder administrados por un Consejo Escolar Líder, si así lo eligen como parte de su Alianza, o de una Entidad Educativa Certificada, también estarán exentos de las leyes de negociación de personal o colectiva que apliquen a agencias y corporaciones públicas, incluyendo la Ley 184-2004, según enmendada.  Más adelante en este inciso (a), se propone que los empleados no estarán cobijados por la Ley 184-2004, según enmendada y las leyes de negociación de personal o colectiva, la Ley 45-1998, según enmendada, a menos que la Alianza para dicha escuela lo estipule, siempre y cuando por lo menos sesenta por ciento (60%) de los empleados  asignados a una escuela líder lo acuerden, según evidenciado por una votación administrada por la Junta de Alianzas e Innovación Educativa. ¿Creen ustedes que la alianza dará esta oportunidad a su personal?

En el inciso (b) del mismo Artículo se propone que los empleados docentes y no docentes que trabajen en una Escuela Pública tradicional y que se transforme en una Escuela Pública Líder podrán participar voluntariamente en entrevistas y evaluaciones con el propósito de recibir una oferta de empleo en dicha Escuela Pública Líder. Además, esta disposición establece que el Director de Escuela podrá igualmente entrevistar y evaluar a los empleados de cualquier Escuela Pública que decidan participar voluntariamente en dichas entrevistas y evaluaciones.

Esta disposición implica que una vez se transforma una escuela pública tradicional a una Escuela Pública Líder los maestros y personal que estaban en dicha escuela no necesariamente permanecerán en la misma.  No se establece qué sucederá con estos maestros con status permanente.  Igualmente, al proponer que se podrá entrevistar y evaluar a los empleados de cualquier escuela pública que decidan participar voluntariamente en las entrevistas y evaluaciones, se estaría realizando sin el procedimiento del Registro de Elegibles por turno de ser un traslado y las normas establecidas para las reubicaciones.

Por otro lado el eximir las entidades de las leyes y normas del Departamento propuesto en el Artículo 5.02, inciso 2, impacta de manera significativa en la eliminación de los derechos y beneficios de los maestros y personal.  También incluimos las disposiciones de la Ley 184-2004, según enmendada y del Reglamento de Personal Docente-2003 que no serán de aplicabilidad a los maestros.

1. El Reglamento de Personal Docente del Departamento de Educación 2003 contiene disposiciones relativas al Reclutamiento en el que se incluye el procedimiento de los Registros de Elegibles por categoría y turno.  En este procedimiento se reclutan los maestros por estricto orden de turnos en la categoría correspondiente.  Además, se utilizan para los traslados y reasignaciones a otras categorías.

2. Se dispone también sobre el status permanente de los maestros en virtud de la Ley 312 de 15 de mayo de 1938, según enmendada.  Así como la duración del período probatorio de dos (2) años consecutivos e ininterrumpidos en la misma categoría del puesto.

Surge una interrogante con el Proyecto sobre reconocimiento del status permanente de los maestros de la Escuela Pública Líder.  En el Artículo 5.03, inciso (a), se establece que la Junta tendrá amplios poderes y facultades, entre estos de autonomía fiscal, administrativa y operacional.  Para poder cualificar una Escuela Pública Líder se dispone entre uno de los requisitos (Artículo 8, inciso b6) el que presenten: Un proceso estricto y riguroso de selección y evaluación anual del Personal Docente y No Docente, que cumpla con las normas establecidas por la Junta de Alianza e Innovación Educativa y con otros requisitos federales y estatales aplicables.  Las Escuelas Públicas Líder podrán usar a su discreción el Programa de Evaluación y Apoyo a la Docencia establecido por el Secretario conforme a la Ley.

Conforme con esta disposición, queda claro la eliminación entre otros de los siguientes procesos y derechos que cobijan al maestro:

1. Un  procedimiento de reclutamiento de los maestros por turnos.  

2. Se elimina la permanencia de los maestros en la Escuela Pública Líder.

3.   El reingreso dispuesto en el Reglamento de Personal Docente y la Ley 184-2004, según enmendada.  

4. El derecho a reinstalación por las causales establecidas en el Reglamento de Personal Docente y la Ley 184-2004, según enmendada. 

5. Licencias con Sueldo para estudios – Reglamento de Personal Docente 2003.

6. Pago de Matrícula – Reglamento de personal Docente 2003 y Ley 184-2004, según enmendada.

7. Licencia de Vacaciones – Reglamento de Personal Docente 2003 – dispuesto en la Ley 39 de 15 de abril de 1941, según enmendada.  Esta Ley dispone que los maestros recibirán sueldo por doce (12) meses escolares, diez (10) meses serán destinados al curso escolar regular.  En el Reglamento de Personal Docente, Sección 4, inciso a2, se dispone que la licencia tendrá una duración de dos (2) meses y se disfrutarán durante el verano de la escuela.  Así como establece otras disposiciones sobre el periodo de vacaciones de los maestros.  

8.  Cesión de la licencia de vacaciones regulares – Reglamento de Personal Docente 2003 y según dispuesto en la Ley 44 de 22 de mayo de 1966.

De acuerdo con la Ley Número 44 de 22 de mayo de 1966, conocida como “Ley de Cesión de Licencias de Vacaciones “, se autoriza la cesión de licencias acumuladas de vacaciones entre empleados de una misma entidad gubernamental en caso de que el empleado o un miembro de su familia inmediata sufra una emergencia que imposibilite al empleado a cumplir con sus funciones por un periodo considerable.

9. Licencia por Enfermedad – Reglamento de Personal Docente, inciso 2.9, el cual establece dos (2) días por cada mes trabajado en el curso regular.  Así como otras disposiciones relativas a esta licencia.  El cuidado y atención por razón de enfermedad de sus hijos o hijas.

10. Enfermedad o gestiones de personas de edad avanzada o impedidas del núcleo familiar, entiéndase cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad, o personas que vivan bajo el mismo techo o personas sobre las que se tenga custodia o tutela legal.

11. Licencia de Maternidad – Reglamento de Personal Docente 2003 y Ley 184-2004, según enmendada.    

12. La Ley de Carrera Magistral no será de aplicabilidad en la Escuela Pública Líder.

13. La retribución de los maestros y otras bonificaciones para aquellos que no sean parte de la Carrera Magisterial están dispuestos por la Ley 34 de 14 de junio de 1966, como parte de las leyes del Departamento de Educación.  

En cuanto a la Ley 45 de 25 de febrero de 1998, según enmendada.

En el Artículo 2.17 se propone que el Director podrá designar un Subdirector entre los miembros del cuerpo magisterial para que le ayude en las tareas administrativas de la escuela.  El subdirector tendrá nombramiento docente en destaque y podrá desempeñar las funciones de dirección cuando el Director se ausente, esté en uso de licencia o no pueda ejercerlas por cualquier otra región.  Esta disposición está contenida en la Ley 149-1999, según enmendada, Artículo 2.17.  La clase de puesto de maestro fue certificada por la Comisión de Relaciones del Trabajo como parte de una unidad apropiada por la cual un maestro mientras ocupa su puesto, no puede ejercer funciones de supervisión. 

Los derechos que acabo de señalar no son derechos que nos han regalado,  son el producto de más de cien años de lucha del magisterio puertorriqueño quienes sabiamente se organizaron para crear un organismo en su Asociación de Maestros para que les facilitara luchar en contra de tanta injusticia. Es tal vez por eso que la mayoría de estas leyes datan de las décadas del 30 y 40. 

Quiero resaltar que existe una gran diferencia entre lo que está sucediendo aquí en esta legislatura y las palabras del fundador del PPD quien en un momento de la historia dijo lo siguiente:

“Empecemos por exaltar al maestros a la posición de prestigio que corresponde a su labor. Propongámonos que antes de terminar la década que ahora comienza la educación de Puerto Rico, en todos los aspectos, este a la altura en que pueda compararse con la de los estados y países mejor servidos por la educación en el mundo. La compensación de los maestros  es p arte integrante de la gran reforma. Propongámonos también, ¡comenzando en seguida!, que antes de terminar la década esa parte del reconocimiento que se le debe  al maestro haya llegado por lo menos a los niveles que rigen en Estados Unidos.” LMM

Mensaje XII: Martes, 19 de enero de 1960

Que gran diferencia entre su filosofía y  lo que aquí se pretende hacer no solo con el maestro sino con la educación de este pueblo.

COMENTARIOS FINALES 

Por ultimo debo indicar que esta medida convierte la figura del Secretario en una insignificante, sin poder alguno pero con toda la responsabilidad por lo que va a ser muy difícil que un profesional de la educación que se respete a si mismo acepte el puesto de Secretario de Educación después de aprobado este proyecto.

La discusión sobre la transformación educativa del Sistema Educativo Público debe estar inscrita y contextualizada en el marco de la institucionalidad de lo público y cómo esto le puede servir mejor al País. Una transformación del Sistema Educativo solo se logrará llevando a cabo sesiones de trabajo extensas, complejas y articuladas desde cada escuela, a base de sus necesidades y sueños colectivos. Es un trabajo eminentemente cualitativo al que hay que prestarle atención.

A base del análisis del P. del S. 1456 que ha realizado la Asociación de Maestros de Puerto Rico y habiendo vertido nuestros comentarios ante esta Honorable Comisión sobre la postura del magisterio puertorriqueño, ratificamos nuestra posición en contra de la trasformación propuesta del Sistema de Educación Pública.

Repito que recientemente durante este cuatrienio la Cámara de Representantes celebró vistas públicas en torno al P. de la C. 1032,  sustitutivo del Plan Decenal de Educación de Puerto Rico. En una movilización que califico como una de las más importantes, esa Comisión recogió más de cien ponencias, logrando aprobar un proyecto sustitutivo que mejoraba sustancialmente la propuesta original. Nos reiteramos en la nuestra posición de apoyo al P de la C 1032. Resulta imperdonable que este proyecto que tiene el  endoso de todos los sectores de la educación y la comunidad en general no se haya discutido en este cuerpo legislativo. Hago un reclamo para que se saque de la gaveta en que está guardado y se abra a vistas públicas.

Hago un llamado a esta legislatura para que toda legislación que se presente en el futuro tenga como base la evidencia empírica que justifique la misma. Ustedes como representantes de este pueblo tienen la obligación de investigar para desvanecer percepciones y construir sobre hechos que no son otra cosa que verdades. Ustedes como representantes de este pueblo tienen el deber de investigar que está pasando en educación porque créanme que a pesar de la pobreza, de las imposiciones federales, de la desmoralización de algunos componentes del sistema están pasando cosas que nos hacen sentir orgullosos de ser maestros. Les invito a ver y sentir orgullo de lo que estamos logrando. Cuando lo hagan se van a dar cuenta de que nadie tiene que venir a decirnos lo que hay que hacer.  Aquí hay gente inteligente a quienes respeto que sé que quieren lo mejor para nuestro pueblo. Confío en que la decisión que han de tomar este basada en la verdad y el bienestar de este pueblo.  

 

Respetuosamente sometido,

 

AIDA DÍAZ DE RODRÍGUEZ, ED. D.

Presidenta 

 

 


Comentarios

No hay comentarios

Hacer Comentario

Tendencias

Publicaciones Recientes