Impuesto al Valor Añadido, ¿bueno o malo para la clase magisterial?

Impuesto al Valor Añadido, ¿bueno o malo para la clase magisterial?

La propuesta del ejecutivo, que incluye el establecimiento de un Impuesto al Valor Añadido, popularmente conocido como IVA, ¿empobrecerá más a la clase magisterial del sistema de enseñanza pública del país? Ese sector, esencial en el sistema educativo público, no ve un aumento sustancial en su sueldo desde el 2008.

En promedio, la escala salarial de un educador en el Departamento de Educación (DE) es de $2,100 a $2,500 mensuales. Sin embargo, un maestro nuevo contratado por la agencia comienza cobrando $1,750 al mes. En ninguno de los salarios, cabe destacar, se descuentan las deducciones mensuales. De acuerdo a Argeo Quiñones Perez, catedrático de Economía de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Río Piedras, aún el gobierno no ha aclarado cómo quedará la carga contributiva una vez se apruebe la reforma promovida por La Fortaleza y que crearía la Ley de Transformación Contributiva del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

Ese estatuto, que se discutió recientemente en la asamblea legislativa, dispone que los ciudadanos cuyos salarios no excedan los 40 mil dólares anuales, no tendrán que presentar planillas de contribución sobre ingresos y, además, verán sus cheques aumentar pues se les retendrá menos. Incluso, la pieza legislativa establece que cada cuatrimestre esos contribuyentes recibirán un compensación por el pago del tributo. Para el economista Gustavo Vélez, “mientras más alta la tasa del IVA y más amplia su base, mayor es el potencial de recaudo, pero mayor es su impacto regresivo o efecto adverso en la población de menores ingresos.

En palabras sencillas, más dinero se sacará a los contribuyentes. Por lo que han expresado legisladores y otros funcionarios, la reforma permitiría que el 70% de los contribuyentes no tengan que pagar impuestos sobre sus ingresos. De igual manera, la reforma tributaria incluiría sobre $1,600 millones en créditos para mitigar el efecto regresivo del IVA”.

“No se ha contestado los efectos que tendrá la reforma contributiva y el IVA sobre la economía. Tampoco se ha dicho si el gobierno llevará a cabo una reforma fiscal para controlar el gasto, que es parte fundamental de sus problemas financieros. Entre el 2006 y el 2014, el efecto de los nuevos impuestos legislados ha generado sobre $11,000 millones en ingresos adicionales, pero el gobierno aún opera con una deficiencia fiscal cercana a $1,000 millones”, agregó el experto en Economía en una columna publicada en el portal cibernético economiapr.com.

Impuesto al Valor Añadido, ¿bueno o malo para la clase magisterial? Por Aniel Bigio Vélez, quien en múltiples ocasiones ha insistido en su rechazo a la propuesta, sostuvo que la transición al IVA parece estar orientada a salvar las finanzas públicas y garantizar el servicio de la deuda, que será cada vez mayor. A pesar de la campaña del gobierno para favorecer la Reforma Contributiva, varios maestros coincidieron en que la propuesta es dañina para su bolsillo que cada vez ve menos dinero entrar. Los educadores, cuyos nombres se mantendrán en anonimato, expresaron su rechazo a los cambios en el sistema contributivo y criticaron el proyecto. “Eso va a hacer un desastre total. Si ese impuesto fuera para pagar para recibir servicios, pues lo daría, pero se utilizará para pagar las deudas acumuladas por los pasados gobiernos.

Eso va a minimizar en que yo vaya de compras, a los restaurantes y a los gustitos que me daba antes. Ahora tendré que repensar las cosas. Tendré que ser muy selectiva a las hora de escoger actividades recreativas para mi y mi familia”, expuso una de las maestras quien después de las deducciones a su cheque obtiene $800 quincenal. Otro educador de Vega Alta, sostuvo que con el nuevo tributo sus deudas mensuales aumentarán. “Yo pago hipoteca, gasolina, agua y luz. Eso (impuesto) me hará más difícil el panorama. Todos mis gastos van a aumentar.

A mi no me sobra mucho de mi cheque y ahora me sobrará menos. Posiblemente entre en déficit”, puntualizó el maestro con 15 años en el sistema público de enseñanza. Un análisis de la Asociación de Maestros de Puerto Rico reveló que, por ejemplo, los asociados que ganen $24 mil al año e inviertan el 80 por ciento en gastos (como comida, servicios y productos) gastarían un 9 por ciento adicional en esos bienes. De esta forma, su sueldo se reduce en un 9 por ciento y hace más difícil el panorama para los maestros. “Reconocemos la crisis fiscal en el gobierno, sin embargo el IVA no acabará con ella, hay que reestructurar la deuda y crear un plan de desarrollo economico para poder echar al país hacia adelante”, esbosó Aida L. Díaz, presidenta del gremio magisterial.


Comentarios

No hay comentarios

Hacer Comentario