De qué se trata el Título 3 de Promesa - Quiebra

De qué se trata el Título 3 de Promesa - Quiebra

La Junta de Control Fiscal aceptó la solicitud del Gobernador de Puerto Rico para que radicaran una petición de quiebra, bajo el Capítulo III de la Ley Federal PROMESA. La Junta lo aceptó y en el día las finanzas de nuestro país se encuentran bajo la jurisdicción del juez presidente del Tribunal Supremo de los Estados Unidos.

La deuda de Puerto Rico se acerca a los $70,000 millones, de los cuales $18.8 mil millones corresponde a GO´s, $17.5 mil millones son bonos de la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (Cofina), y el resto es de corporaciones públicas y otras entidades del Estado Libre Asociado (ELA). El Gobernador informó que el pago de la nómina de los empleados públicos está garantizada bajo el proceso de la quiebra.

Más abajo podrán ver todos los documentos radicados bajo el caso: Case 3:17-cv-01578  

El juez presidente del Tribunal Supremo Federal designará a un juez de tribunal de distrito (Puerto Rico) para que presida y se encargue del proceso de la quiebra. Sin embargo, la Junta de Control Fiscal tiene la potestad de elegir un juez del distrito donde ellos tengan una oficina. En el día de ayer salió a relucir que la Junta alquiló oficinas en un edificio en la ciudad de Nueva York, ubicado en el Jacob Javits Federal Building, a un costo de casi $100,000 al año. Además, tiene oficina en el Edificio Seaborne en la Milla de Oro en Hato Rey.

Le corresponde ahora a la Junta presentarle al tribunal los planes fiscales ajustados para cada Corporación Pública o entidad del país que se encuentre en quiebra. El Departamento de Educación de Puerto Rico no es una corporación pública, es una agencia pública y no se encuentra en quiebra.

Uno de los documentos abajo contiene la lista de las entidades para las cuales la Junta tiene que establecer planes fiscales. El documento se llama "Covered Entities".

Cuando el Tribunal apruebe esos planes, los cuales tienen que cumplir con una serie de requisitos, su aprobación vinculará a todos los acreedores, no importa si están o no de acuerdo. Ese plan puede reducir el principal y los intereses de las deudas o solo proponer extender los términos y condiciones de pago. 

El impacto del ajuste que se impondrá en las diferentes obligaciones dependerá de la clasificación de las deudas que el Tribunal acepte. Por lo general, hay tres tipos de deudas: prioritarias, aseguradas o no aseguradas. Las deudas prioritarias o aseguradas, generalmente implican la obligación de pago total, aunque se pueda extender el periodo en el cual deba satisfacerse la obligación. Las no aseguradas, tienen la jerarquía más baja y un plan de quiebra podría proponer que se les pague una cantidad nominal o hasta cero.

En el caso de Puerto Rico, las deudas de obligaciones generales (GOs) son deudas que se consideran prioritarias porque la Constitución establece que deben pagarse por encima de cualquier otra obligación del gobierno. Las deudas aseguradas son aquellas para las cuales se separó alguna propiedad o fondo restricto para que se pudiera pagar. Por tanto, se estableció un gravamen o garantía sobre dicha propiedad o fondo.

Los fondos del IVU que se depositan bajo la ley de la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (COFINA), son deudas aseguradas.

El monto de la deuda que haya que pagar luego de aprobarse un plan de reestructuración bajo el Título III es vital para que los presupuestos estén balanceados y para que eventualmente se tenga acceso razonable a los mercados. Mientras no se cumplan estas dos metas esenciales de la Ley, la Junta continuará ejerciendo sus poderes en Puerto Rico.

 

 

 

 

Moción de solicitud de la Quiebra

Petición de quiebra PR

Declaración de quiebra PR

Litigios pendientes quiebra PR

Covered Entities quiebra PR

Plan Fiscal Quiebra PR


Comentarios

No hay comentarios

Hacer Comentario